LACTANCIA MATERNA

Muchos de nosotros conocemos acerca de los beneficios de la Lactancia Materna, sin embargo, hay gran cantidad de bebés son alimentados con leche de fórmula al poco tiempo de nacer.

Muchas mujeres elijen amamantar a sus hijos, favoreciendo el vínculo madre-hijo a través del contacto, la mirada, las palabras junto con el alimento, ya que el bebé quiere contacto con quien lo llevó en su vientre durante 9 meses, y quiere el alimento que su madre, le provee. Porque la lactancia es una prolongación del embarazo, amamantar es “normal” porque el cuerpo se prepara durante el embarazo, ya que las redondeces de las caderas, muslos, por ej, son depósitos de grasa que se movilizarán para formar parte de la leche materna. Por eso las madres que amamantan bajan más rápido de peso, además de tener mayor reserva de hierro en su organismo porque la lactancia genera contracciones que hacen que el útero de la puérpera recupere su tamaño normal más rápido y con esto disminuye la pérdida de sangre( los loquios) y en consecuencia, disminuye la pérdida de hierro. La prendida del bebé es importante, debe abarcar el pezón y la aréola, cubrir la parte inferior de ésta con su boca, la succión correcta será lenta, eficiente, los padres podrán escuchar al bebé que hace ruido al tragar, toma, para y descansa, y vuelve a tomar. Sus cachetes estarán redondos y rosados, y cuando vacíe el pecho, lo soltará y quedará satisfecho, o, según la edad y el momento del día, necesitará alimentarse del otro pecho. Acá entramos en un punto importante, porque ya está en desuso dar el pecho 15 minutos de cada lado, ya que la primer porción de leche es aguada y dulce y calma la sed, pero no llena, por lo cual si el bebé es retirado del pecho, necesitará biberón y si esto ocurre, con el tiempo la madre dejará de producir leche.

Un bebé se alimenta de un pecho aproximadamente 40 minutos, tiempo en el cual recibe leche dulce y acuosa, leche cremosa y leche muy rica en grasas, que lo llena y fortifica. Puede dormirse o jugar con el pezón mientras toma, el famoso “usa la teta de chupete”, se debe evitar retirarlo del pecho durante este tiempo. El recién nacido toma menos tiempo, ya que recibe calostro, alimento rico en proteínas y grasa, que lo nutre y reconforta en las primeras horas de vida. La succión del bebé genera la producción de leche.

Hay mamás que no pueden amamantar, porque toman medicamentos que pasan a través de la leche y para proteger a la cría, estas mujeres alimentan a sus hijos con un amoroso biberón.

Es importante consultar con el médico acerca de que medicamentos pasan al bebé a través de la leche, ya que hay una idea generalizada de que todos los fármacos llegan a la leche en su forma activa y no es así.

La cocaína, el alcohol y otras drogas pasan a la leche materna en su forma activa.

Se recomienda la Lactancia Materna hasta los seis meses en forma exclusiva y luego, con el agregado de alimentos, continuar con lactancia hasta los dos años de edad, porque la leche cambia de composición a través del tiempo, de acuerdo a la edad del niño.

Hay bebés que toman complemento adicionalmente, por cuestiones médicas.

La leche materna se puede freezar para guardar, a través de cuidados especiales, que son simples.

Si te interesa el tema, tenés dudas, necesitas consultar, escribinos a info@gestarte.com.ar

No Comments

Your comment...NameE-mail

Leave a reply